EL PROCESO DEL RECICLADO

El proceso comienza en ti, en el ciudadano, cada vez que realizas la separación de envases en tu hogar y depositas los residuos en el contenedor correspondiente. Amarillo para los envases ligeros (envases de plástico, latas y briks) y azul para los envases de cartón y papel.

En total, hay distribuidos en España casi 500.000 contenedores amarillos y azules para facilitarte la tarea de depositar tus envases. Los ayuntamientos se encargan de recogerlos y llevarlos a plantas donde se clasifican previamente y luego son reciclados. Ecoembes hace un exhaustivo seguimiento en el proceso de estos materiales para garantizar su correcto reciclaje.

En los 331.400 contenedores amarillos depositamos:
Botellas de plástico de agua o de refrescos.
Botes de plástico de productos de limpieza.
Bolsas de plástico.
Bandejas de aluminio.
Latas de conserva o de bebida.
Aerosoles.
Briks, etc.
En los 168.400 contenedores azules depositamos:
Envases de cartón.
Periódicos y revistas.
Papel.